El Ministerio de Cultura de la Nación cumple su primer Aniversario | Portal La TDF

El Ministerio de Cultura de la Nación cumple su primer Aniversario

Hoy se cumple un año desde que la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner creó el Ministerio de Cultura, que encabeza Teresa Parodi. "Hemos realizado un trabajo minucioso para visibilizar el enorme, diverso y riquísimo quehacer cultural existente en nuestro país, dijo la funcionaria.
A un año del Decreto 641/2014 (ver), del 6 de Mayo de 2014, por el cual se creó el Ministerio de Cultura de la Nación, Teresa Parodi expresó "hicimos cosas muy notorias y masivas. Tenemos el desafío de profundizar estas políticas en el poco tiempo que nos queda, y, asimismo, dejar a la próxima gestión una administración más ágil y moderna".
Según explicó en un comunicado, la tarea asumida implicó dos direcciones de trabajo que debieron llevarse a cabo en forma simultánea: la transformación de la Secretaría existente en Ministerio, lo que implica una estructura nueva, mayor y mucho más compleja, y la puesta en marcha de políticas culturales desde las nuevas secretarías y subsecretarías creadas en función de esa transformación y crecimiento. El gran desafío fue, en los inicios, que esos enormes cambios estructurales debieron producirse al mismo tiempo que se continuaba con la gestión y el trabajo que ya se realizaba en la anterior Secretaría de Cultura.

La nueva estructura del Ministerio de Cultura fue organizada en cuatro Secretarías: de Políticas Socioculturales, de Gestión Cultural, de Coordinación Estratégica para el Pensamiento Nacional, y de Coordinación y Control de Gestión.

Además, la cartera señaló en un comunicado que emprendió sus acciones sobre cinco ejes: equidad, inclusión, soberanía, derecho y diversidad.

Entre las acciones con mayor convocatoria, el Ministerio de Cultura coordinó la campaña gestada por Presidencia de la Nación "Verano de Emociones", que congregó a más de 2 millones de personas en cinco puntos del país; llevó adelante el Foro Internacional por la Emancipación y la Igualdad, que reunió a importantes intelectuales de América y Europa y logró más de 100.000 seguidores en varios países; y organizó la Misa Criolla en la Basílica de San Pedro, en el Vaticano, como parte de la celebración en honor a Nuestra Señora de Guadalupe, patrona de América Latina, un hecho histórico que fue transmitido al mundo entero.

Otras acciones incluyeron el concurso federal de bandas juveniles Maravillosa Música, del que participaron 6 mil jóvenes artistas, las actividades en la Casa Central de la Cultura Popular de Barracas, a las que asistieron más de 100 mil visitantes y la programación incesante en los Museos Nacionales, visitados por más de 1 millón de personas en el año de gestión.

El Ministerio de Cultura también motorizó acciones de impronta federal, como los Foros por una Nueva Independencia, que se desarrollaron en ocho provincias con unos 2 mil participantes, y la propuesta de elaboración participativa de la Ley Federal de las Culturas, que ya celebró 46 foros en todas las regiones del país, con más de 12 mil asistentes, 2 mil expositores y la participación de más de 2 mil asociaciones.

La gestión procuró, durante este año de trabajo, fomentar también los vínculos entre los productores culturales y financiar sus iniciativas. En esta línea, el Ministerio de Cultura lanzó el Fondo Argentino de Desarrollo Cultural, que contó con 3.117 postulaciones recibidas y distribuyó 15 millones de pesos en 229 proyectos de 22 provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Además, organizó el Mercado de Industrias Culturales del Sur (MICSUR) que convocó en Mar del Plata a 800 compradores de diez países sudamericanos y a 100 de naciones extrazona como España, Japón, Finlandia, Reino Unido, Estados Unidos y China, con 3.100 acreditados y 9.500 rondas de negocios, y coordinó tres reuniones del Mercado de Industrias Culturales - MICA Produce Regional, antesala del MICA Nacional, que contó con la participación de más de 1.000 productores culturales de 17 provincias, con 1.280 rondas de vínculos.

Las acciones incluyeron actividades menos visibles, pero no por eso menos importantes. La Secretaría de Políticas Socioculturales llevó adelante el programa de integración de la niñez La Colmena del Sur, que congregó a 600 niños y niñas de tres a 17 años de distintos barrios de la Ciudad y la provincia de Buenos Aires; organizó el Programa Pueblos Indígenas, que realizó Semanas de Cine con 25 proyecciones y 2.500 asistentes, y coordinó el Programa de Derechos Humanos, que contó con 18 presentaciones en siete provincias de la muestra "Ellos quieren contarnos", junto con "Charla en primera persona", recuperando las historias de vida de los detenidos desaparecidos.

El Ministerio de Cultura tomó también la decisión de normalizar el Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA), objetivo reclamado y esperado largamente por el mundo artístico, mediante dos acciones: la finalización de la demorada refacción del primer piso del Museo, una obra que verá la luz en lo inmediato, y el llamado a concurso que se realizará en breve para la designación de su nuevo director, un proceso que ya cuenta con la elaboración de los pliegos pertinentes y la conformación del jurado que decidirá ese nombramiento.

Además, en el mes del aniversario del Ministerio de Cultura se pondrá en marcha el Centro Cultural Néstor Kirchner en el histórico edificio del Correo Central, en el marco del Plan Nacional Igualdad Cultural, en el que convergen los ministerios de Cultura y Planificación Federal e Inversión Pública. Será uno de los centros culturales más grandes que existen, un espacio federal donde dialogarán todas las artes de la Argentina, de América y del mundo en sus 110.000 metros cuadrados con 30 salas de exposiciones, seis auditorios multimedia, una sala sinfónica con capacidad para 1.900 espectadores, salas de música de cámara y múltiples espacios todos con características acústicas y técnicas de primer nivel internacional.

Durante el primer año de vida, el Ministerio de Cultura ha podido enfrentar los múltiples desafíos que se le presentaron y concretar todas las políticas y acciones descriptas y muchas otras gracias al compromiso de los trabajadores que lo integran, de las personas que día a día se esfuerzan, con pasión y honestidad, en perfeccionar su actividad y dar transparencia al uso de los recursos públicos.

Precisamente, compromiso, pasión y honestidad seguirán siendo indispensables para llevar adelante las acciones durante el resto de 2015, para seguir cumpliendo con el mandato de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, que resaltó la trascendencia que la cultura representa como inductora del desarrollo y de la cohesión social, de su relevante papel ante la cuestión de la identidad, de la diversidad cultural y de la integración de comunidades minoritarias.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios con Insultos o Agravios personales no serán publicados.