Comunicado de Walter Vuoto por el 41 Aniversario del Paso a la Inmortalidad del General Perón | Portal La TDF

Comunicado de Walter Vuoto por el 41 Aniversario del Paso a la Inmortalidad del General Perón

Llovía y comenzaba Julio de 1974, y lo que ningún Peronista quería escuchar se hizo dura realidad. Perón se iba. Y padres e hijos lloraron abrazados, el dolor rompía el pecho, vaciaba el alma. Si ayer nomás, el 17 de noviembre de 1972 los mismos padres e hijos se mojaban y lloraban pero de alegría. No importaba nada, ni el frío ni las balas de goma ni las amenazas de los usurpadores del poder popular. Perón volvía después de 18 años y el LUCHE Y VUELVE de las paredes se hacía realidad. Los fusilamientos como las bombas sobre la Plaza eran memoria. Como la resistencia, la de las calles y las fábricas, la de la foto de Evita en la cocina al lado de la estampita de San Cayetano, la marcha que se cantaba en la cancha o la “nomeolvides” en el ojal, porque nunca para los Peronistas existió el yo sin el nosotros; y siempre la necesidad de reconocerse, de la mano fraterna y el abrazo sincero con el guiño cómplice.
Pero ese 1° de julio parecía que sólo había lugar para el llanto y nuestros padres y abuelos que tanto habían luchado de golpe se quedaban solos. Y vinieron años oscuros, con más dolor y muerte y miseria para el pueblo jamás imaginada. Y más traiciones que guapezas y un Peronismo que parecía dormido más allá del esfuerzo de sus militantes.
Hubo que esperar casi 30 años para que las esperanzas resurgieran. Un flaco medio desgarbado pero con un amor profundo por su pueblo, un hijo de la resistencia Peronista asumía el gobierno de la Patria diciendo “no voy a dejar mis convicciones en la puerta de la casa de gobierno”. Y de a poco miles de jóvenes fuimos tras sus pasos. Descolgaba un cuadro y nos enseñaba, como Perón reparaba desigualdades y entonces las banderas históricas del legado de Juan Perón volvieron a levantarse. La Justicia Social, la Independencia Económica y la Soberanía Política fueron nuevamente realidad de la mano de Néstor Kirchner.

Pero él también se nos fue para encontrarse con Perón y Evita un 27 de octubre. Ahora tres generaciones de Peronistas se fundieron en un abrazo dolorido pero sabiendo a la vez que no quedábamos solos. Quedaban Cristina y un pueblo organizado. Como pedía Perón. Hicimos mucho y falta mucho, pero sabemos adónde vamos y aunque como decía Eva “dejemos jirones de nuestra vida” el premio será una Patria Justa, Libre y Soberana.

Walter Vuoto
Consejero Nacional del Partido Justicialista
Intendente electo de la ciudad de Ushuaia por el Frente Para la Victoria.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios con Insultos o Agravios personales no serán publicados.