El Banco Central desclasificó y publicó actas secretas de la Dictadura Militar | Portal La TDF

El Banco Central desclasificó y publicó actas secretas de la Dictadura Militar

Las actas secretas de las reuniones de Directorio del Banco Central durante la última dictadura cívico-militar quedaron abiertas al público, que podrá consultarlas libremente, anunció el presidente del organismo, Alejandro Vanoli, Lo anunció durante la Jornada “Los Derechos Humanos a la luz de las transformaciones económicas y financieras”, que se realizó en la sede de la entidad.
Las actas secretas desclasificadas este año incluyen entre su contenido asuntos tales como la exportación de material bélico secreto por parte de la Dirección General de Fabricaciones Militares a países latinoamericanos con regímenes dictatoriales; el estado de las reservas en la sucursal Nueva York del Banco Nación –existían discrepancias respecto de su nivel-; Guerra de Malvinas –posible traslado de las reservas depositadas en Nueva York- y créditos negociados por el BCRA para la Argentina y desacuerdos respecto del cálculo de la deuda externa, dado que era práctica excluir de ese cómputo deuda contraída por las Fuerzas Armadas.
El presidente del BCRA, Alejandro Vanoli, destacó que la decisión de publicar las actas secretas de la entidad “permitirá hacer un aporte a la Memoria y a la búsqueda de Verdad y de Justicia, de modo de echar luz sobre uno de los períodos más oscuros de nuestra historia”. Vanoli agregó que la publicación de las actas también tiene relación con el debate del presente, “donde confrontan dos proyectos, uno nacional y popular y el otro neoliberal, que ya estaba presente durante la dictadura”.

Por separado, durante la Jornada convocada por el BCRA se recordó la decisión adoptada durante la presidencia de Juan Domingo Perón de nacionalizar el Banco Central, de la que se cumplen 69 años, así como el papel que desempeñó la institución en la promoción del desarrollo a partir de esa política.

Así, se analizó el rol del BCRA en la orientación del crédito y se destacó que en los últimos años, a partir de la reforma de la Carta Orgánica, el Banco Central recuperó esa facultad, que había perdido justamente durante la dictadura militar.

“Martínez de Hoz anunció cuando asumió un programa de liberalización financiera y levantamiento del control de cambios, algo que se parece a algunas discusiones de estos días”, afirmó Alejandro Vanoli al recordar las graves consecuencias de la política económica instaurada por la dictadura a partir de 1976.

El titular del BCRA sostuvo que actualmente, “como están en juego intereses muy concretos, existen grandes presiones en favor de la liberalización financiera y de generar un nuevo ciclo de endeudamiento”. Y enfatizó: “Hoy, los discursos de algunos candidatos tienen que ver con el ajuste, la devaluación y el fin de las restricciones cambiarias. No lo pueden decir, pero también piensan en privatizar y en reducir salarios”.

“Pero hay una decisión política de no ceder a las presiones del establishment por un ajuste y en cambio garantizar políticas de crecimiento con equidad”, afirmó.


La determinación de las actas secretas

El 12 de marzo de este año, mediante la Resolución de Directorio nº74/2015 se desclasificaron las actas secretas números 3, 4, 5, 6, 7, 9, 10, 11, 12, 13, 14, y se abrieron a la consulta pública. Se sumaron así a las actas secretas que habían sido desclasificadas en el año 2013 pero que aún no se encontraban a disposición del público.

El 14 de enero de 1982 se delegó la facultad a la presidencia del BCRA para otorgar el carácter de “secreto” a algunas Resoluciones y Actas del Directorio. La decisión se tomó mediante Resolución del Directorio 8/82, que estableció lo siguiente:“..Facultar a la presidencia para asignar el carácter de “secreto” a las resoluciones que adopte el directorio, cuando la importancia, especiales características y trascendencia, del tema que contengan, aconsejen revestirlas de tal condición”.

El 21 de enero de 1982, a raíz de la potestad que se asignó al Directorio de fijar disposiciones complementarias, se establecieron condiciones para la apertura y movimiento de las actas secretas, entre ellas, quiénes debían firmar este tipo de actas y quién daría conformidad sobre las solicitudes de acceso.

Con anterioridad a la creación formal de actas secretas (“S”), existía un mecanismo clasificatorio similar por el cual las actas de directorio corrientes se componían de un “apéndice secreto de acta de directorio”. Las dos clases de documentos coexistieron temporalmente. Los apéndices secretos de actas corrientes de directorio cubren el período mayo de 1981 a mayo de 1983, mientras que las actas secretas se extienden desde el 14 deenero de 1982 al 7 diciembre de 1983. Los presidentes del Banco Central de ese período fueron Julio Gómez, Egidio Ianella, Domingo Cavallo y Julio González del Solar.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios con Insultos o Agravios personales no serán publicados.